Auténtico Cicloturismo

Bilbao - BilbaoSiete ediciones consecutivas nada menos llevamos acudiendo a esta marcha. Hay que ver cómo pasa el tiempo y cómo cambian las cosas. La que por aquel entonces fue la primera marcha sobre una bici de carretera a la que acudía, la autentica fiesta del cicloturismo donde, para bien o para mal, se juntan desde el que no se baja de la bici hasta el que solo la coge este día al año. Como no, hablo de la Bilbao-Bilbao.

Para quien no conozca, estamos hablando de las pocas marchas auténticamente cicloturistas que se celebran en este país. No hay chips, clasificaciones, ni tiempos ni cosa que se le parezca. Tampoco hay una salida como tal sino que cada uno, dependiendo del ritmo que pretenda llevar puede elegir a que hora salir. Entre las 8 y las 9 de la mañana, cada cuarto de hora hay una salida. Por delante de la primera un coche abriendo la prueba que lleva un ritmo constante a 20 km/h, que unido a un recorrido apto para prácticamente cualquier nivel, hacen de esta marcha un escenario idóneo para quienes se inician en el mundo del ciclismo de carretera. A ello le podemos añadir una amplia selección de los mejores paisajes vascos, desde zonas industriales y urbanas en la periferia de la capital hasta la costa de Sopelana o la interminable sucesión de colinas y campos del interior.

Nuevamente gozo de la compañía de mis anfitriones bilbaínos, Iñaki y Luis junto con Alberto, algo queda de aquel Pirata Bike. Aparte también iremos coincidiendo durante el día con esa gente de foromtb, donde destaca la presencia de una grupeta que cada vez toma mas cuerpo en esto de las marchas, los Hiribikes.

Quedamos con Iñaki en el puente de Deusto donde comienza la prueba para salir a las 8:30, pero tras unos minutos esperando y con la salida de esa hora ya lanzada no lo vemos aparecer, así que tras unos minutos de cortesía decidimos emprender la marcha, siguiendo el curso de la ría de Bilbao en esta primera parte. Tramo completamente llano para ir cogiendo ritmo y donde se puede mantener agradable conversación. Así a lo tonto, no tardamos en alcanzar al grueso de la gente que salió a las 8:30 mientras comenzamos a subir la primera dificultad del día, el repecho de Barrika, junto a la costa que podemos apreciar solo por momentos ya que el día ha salido nublado y frío aunque por suerte, al contrario que el chaparrón que nos llevamos el día anterior, hoy no nos mojaremos. En este tramo me encuentro con el amigo Javi, al que no veía desde la entrega de premios de la comisión de cicloturismo. Charlamos un rato, donde le cuento en vivo la aventurita del Camino de Santiago, aunque al poco me voy dando cuenta que he perdido a Luis y a Alberto, con lo que tras pasar Plentzia e iniciar el ascenso a Andrakas, me despido a la par que levanto el pie para reencontrarme con ellos.

Andrakas otro tanto de lo mismo. Nueva ascensión tendida donde voy mas preocupado de no quedarme encerrado entre la multitud de gente y en buscar el paso entre el cada vez mas nutrido grupo de ciclistas que de otra cosa. En la bajada como sucede en esta marcha hay que andar con mil ojos. Como reseñaba arriba se aquí se dan cita gente de muy diferente nivel tanto técnico como físico y la verdad que el peligro es grande porque muchos no están habituados a circular en pelotones y ves hacer muchos extraños, en fin, no me quejo porque ya se a lo que vengo. Al finalizar la bajada giramos a la derecha hacia el castillo de Butron. Quizás uno de los lugares que mas me encanta de esta ruta, un sitio que podría estar sacado de cualquier cuento.

En estos pensamientos ando ensimismado cuando al poco alcanzamos a la grupeta de los hiribikes que salieron a las 8:15. Nos cuentan que Iñaki ha tenido problemas con un tubular y no saben donde andará, a saber, igual se ha vuelto para casa. A este chico siempre le pasan cosas en esta marcha (jeje, no voy a mencionar el incidente de la biela hace unos años).

Así llegamos al comienzo de la subida a Umbe, la verdad que uno de los sitios que mas me gusta y que mas odio de esta marcha. Es un puerto que te incita a subir fuerte con fuerza, tirando de plato, carretera tendida, constantes curvas y contracurvas, de esos que te pones a subir y se flipas creyéndote que andas, pero suele ser un sitio donde la acumulación de gente es intensa y la verdad que llega a ser agobiante. Como siempre aquí me marco una pequeña seriecita, siguiendo de paso las indicaciones que para el entrenamiento de hoy tocaban y la verdad que voy gustándome. En estoy voy cuando de pronto reconozco el maillot de Itxaspe y veo a Koro y a Iñaki (otro Iñaki, no el del tubular) que andan por aquí, así que levanto el pie y saludamos. Iñaki se anima y me pone ritmito chulo para continuar la ascensión al que se une Alberto que inició la subida a mi rueda y se quedó cortado en un adelantamiento para volver a entrar de nuevo. Así continuamos los tres, a ritmito alegre hasta la cima donde decidimos parar a esperar a la grupeta de foreros.

Al retomar la marcha, rapidísimo descenso hacia Loiu para encarar hacia Sondika y Zamudio por una carretera bastante pestosa donde nuevamente me noto agobiado por la cantidad de gente por lo que al final me harto un poco y bajo un par de piñones para llegar cuanto antes al avituallamiento situado en el Parque Tecnológico de Zamudio, donde como es habitual echamos un rato largo comentando batallitas y demás.

De aquí salgo con Luis y pronto vemos que el resto se lo van a tomar muy tranquilo por lo que nos marcamos nuestro propio ritmo. Bueno, mas bien marco ya que Luis este año está con la mente puesta en otro proyecto de mas envergadura y la verdad que de bici poco. Aun así el mamón cumple como un campeón aguantando como un jabato mientras nos aproximamos a los cocos de la jornada, las subidas a Gerekiz y Morga. Tercerillas como el resto de puertos de la jornada, pero con alguna rampa un poco mas dura que a los mas novatos o menos entrenados les supone con casi 80 kms que llevamos en las piernas un pequeño reto. Nueva estirada de motor en Morga y tras reagruparnos arriba, a volar hacia Bilbao en una zona donde habitualmente se suelen montar grandes pelotones rodando fuerte y este año si parece que el tiempo ha debido hacer mella ya que la gente va muy agazapada. De remate, la última trampa del día con el repecho de Begoña, donde me encanta batir records personales de vatios, para terminar jadeante atravesando la ría por el puente de la Salve en la que para mí es una de las estampas mas bonitas de la capital Vizcaína y finalizar en la Gran Vía donde nos obsequian con un nuevo “cacharrito” que añadir a la colección.

Solo nos queda rematar el día con unas cervecitas y unas raciones de rabas que ya se han convertido también en tradicionales para emprender el regreso a casa satisfechos después de un fin de semana rodeado de buena gente y oliendo a ciclismo del bueno por los cuatro costados.

Be Sociable, Share!

, , , , , , ,

One Response to Auténtico Cicloturismo

  1. Jari y Olga 19 marzo 2010 at 15:50 #

    Como todos los años, un placer haber compartido contigo pedaladas y el fin de semana.
    Buena cronica y muchas gracias por llevarme en volandas hasta donde he aguantado,jejeje.

Deja un comentario