Más de lo mismo

Esto como las natillas: repetimos. Vamos a tener casi un calco de la pasada semana. Un vendaval a bajo cero e imposible salir a la calle. La pasada semana tuvimos rachas de 80 y 90 km/h con una temperatura entre -3ºC y 2ºC, durante casi toda la semana. Y el domingo agua.  Así es imposible salir. El jueves, uno de los dos días que más frío hizo, y en el que ni los perros querían salir a la calle. Salvo el mío, que a pesar de ser Chihuahua y haber intentado ponerle un jersey alguna vez, se rebota y se lo tenemos que quitar. Lo del frío no debe ir con él, y todo apunta a que se le supone algún gen con txapela.

El caso es que tuve que salir por la tarde porque me tocaba la segunda sesión con la depilación. A poco efecto que me haga esta sesión, prácticamente me quedan cuatro pelos mal contados. El que se lo pueda permitir, yo os lo recomiendo.

Respecto a los entrenamientos, aún tuve la moral suficiente para hacer el miércoles 1h 30’ de rodillo, que pasará a la historia y a mi record Guiness como una de las sesiones más largas que he hecho. El resto de semana otras dos sesiones más que en ningún caso superaron la hora. El domingo me senté con idea de hacer un par de horas y ni con dos películas. Me puse delante del ordenador y cuando llevaba media hora de una película, me cambié a la otra hasta que al final la apagué porque no me estaba enterando de nada

Ayer lunes me fue imposible salir porque tenía obligaciones ineludibles y el resto de semana a pesar de tener buenos turnos para entrenar, más de los mismo. Huracán con temperaturas bajo cero. Y todavía estamos con la espada de Damocles ya que el fin de semana podría liarse otra buena. Pero eso se lo dejaré a los metereólogos.

Por lo tanto, ya me he descentrado algo, con lo que me cuesta coger la rutina, y encima este fin de semana pasado ha sido el cumpleaños de mi hija pequeña con la consecuencia de dos celebraciones seguidas, sábado y domingo, y el consiguiente aumento de los adipocitos en los abdominales exteriores de aspecto flácido, como dice un amigo. Dicen que siempre hay que pensar en positivo. Con este frío, lo único positivo que puedo sacar es, aspirar a que se congelen los cipreses y así mi alergia pueda pasar inadvertida, y que con un poco de suerte se pose en algún ciprés el loro de los vecinos de la casa de enfrente y que de rebote se queda congelado. No se de dónde será la procedencia del loro, es paisano de mi chihuahua o si lo tendrán en la terraza con abrigo, pero el caso es  que se tira desde que sale el sol, silbando. El típico silbido que se echa cuando se ve pasar a una mujer bonita. Lo que ocurre a este loro, es que debe ser bizco o lleva parche pirata, porque le da igual que pase el del camión de la basura, el repartidor del pan o el mismísimo Quasimodo. Ha llegado un punto en el que me gustaría escuchar a un grajo con tal de cambiar de disco.

Lo que está entretenido son los foros. Esta semana la he tenido un poco ajetreada en cuanto a ellos se refiere. Los que me siguen ya sabrán que son varios sitios donde contesto. Menos mal que tengo a mi mujer que en los momentos que decaigo y me dan ganas de mandarlo todo a pasear, está para decirme que no haga caso que son unos pocos los que dan o me dan por saco, y son muchos a los que hecho una mano. Pero es que tela marinera….

A mi me da mucha rabia que alguien piense que lo que hago es por un bien económico o interesadamente. Ayer llegaba de trabajar a la una de la mañana, tarde porque hubo una avería y llegué a casa con más de tres hora de retraso. Pues aún me senté hasta las 2 de la mañana en el ordenador a contestar preguntas que se habían generado en dos foros, desde las que había contestado por la mañana, y una docena más que tenía en dos de mis correos. Sino al día siguiente no doy abasto con todo, se amontona.

Luego también se da el caso de que después de todo, alguien sale rebatiendo con algún argumento que no hay por dónde cogerlo y con alguna barbaridad de escándalo. Como aquel que me dijo que la frecuencia cardiaca de seguridad me lo había inventado para argumentar algo y que esa frecuencia no existía. Lo peor de todo, es que supuestamente no puedo ponerme a esa altura cuando alguien me viene así. O eso me dicen. Porque ganas no me faltan. Y el que después de contarme toda su vida, y estar leyendo un buen rato, le contesto y ni tan siquiera recibo las  gracias, o alguno al que no le ha gustado el consejo, y me contesta de malas maneras diciéndome que para eso se queda en casa…en fin. Mucho me tiene que gustar esto. Y eso por no contar la gente que me ha dejado de lado por haberme convertirme en eso, en un listo.

Si tuviese un fin interesado, dejaría de contestar foros y me dedicaría a escribir el tercer libro que lo tengo totalmente estructurado y diseñado en mi cabeza. Si con las horas que empleo a lo largo del día en contestar, las empleará en escribir el tercero, sacaría muchísimo más beneficio.

Porque ya no es sólo son un par de foros o tres, ciclismo a fondo, foroMTB y sportlife, sino que la cosa está extendida a mi muro de facebook, privados del mismo, privados de los foros y a través de las dos direcciones de correo gmail. Y ahora ya, hasta en la dirección de correo que tengo en la página Web para información de compra de los libros,  y las que me dejan en los comentarios del blog. Aquí no los voy a contestar, me tenéis disponible en el foro de aquí.

Y que conste que esto no es ningún reproche para todos aquellos que en algún momento me dejan preguntas en todos estos frentes, ya que contesto encantado. Algunos se me escapan en el correo porque los abro y veo que no me da tiempo contestarlos y al cerrarlos se me olvida dejarlos señalados como no leídos. Y claro, cuando lo vuelvo a abrir, tengo otro arsenal de correos y ni me acuerdo si no lo dejado marcado.

Luego están los momentos más ingratos y en donde te dan ganas de eso, de mandar todo a esparragar. Y es que esto de los foros es un peligro hermanos. Yo sólo suelo entrar en los hilos que están relacionados con el tema de mis libros, pero más que nada porque todas las preguntas están relacionadas con dos temas que interesan a la gente y porque sinceramente ya tengo suficiente y no doy para más. Si alguna vez he entrado en otro hilo porque me ha llamado la atención el enunciado. Como en este último caso.  En el que me dio por entrar en el post de un foro, que rezaba con el siguiente enunciado: el umbral anaeróbico.

Me llamó la atención porque parecía que alguien había dejado un artículo en ese post, como así fue, pero entré porque el nick o identidad del que lo había abierto, hace unas semanas me envío un privado en ese foro, ofreciéndome sus servicios como entrenador. En el correo privado me dejaba todas sus credenciales y después me conminaba a ponerme en contacto con él, por si estaba interesado en ser su pupilo. Para ponerme en contacto con él, me dejó una dirección de correo.

Le contesté a esa dirección de correo y le dije que debía haber algún un error y que ese mensaje quizás se lo hubiese querido enviar a otra persona. Más que nada porque no se perdiese la invitación. Evidentemente no todo el mundo tiene porqué saber quién soy, a pesar que en los foros donde colaboro, más o menos puedo ser conocido por la mayoría de foreros. De todos los modos, le dije que se fijase en la firma de mi gmail, sin más (figura que soy Preparador físico especializado en ciclismo y especialista en nutrición del deporte).

Me volvió a contestar al minuto, diciéndome que le disculpase, pero que si a pesar de todo, si estaba interesado en que me llevase la preparación. Vamos, para mear y no echar gota…

Pronto tendré nueva bici

Por eso, cuando vi el tema del umbral anaeróbico que venía firmado por él, lo abrí. ¡¡Sorpresa!! La entradilla me sonaba y luego dejaba un enlace a un blog donde estaba el resto del artículo. Ya la entradilla me sonaba y mucho. Pero cuando entré al resto del artículo, era la copia o plagio de uno de mis artículos y que además está en nuestra sección de entrenamiento, pero le había cambiado parte de una historia que contaba yo en primera persona, haciéndola experiencia suya y la historia la había pasado a un amigo suyo. Evidentemente el artículo no venía firmado y se lo había agenciado en propiedad.

Le envié un privado diciéndole que no tenía ningún inconveniente de que utilizase uno de mis artículos, pero lo menos que podía hacer era firmar el artículo citando la fuente. Y que el detalle de cambiar la historia había estado muy feo y que no me había gustado nada. Por supuesto, todo con respeto.

Me contestó que no había problema y lo siguiente que me encuentro cuando vuelvo a abrir el artículo en su blog, es que la firma decía: Artículo en el que colaboro con Chema.

Ya me dije, que lo de este colega no debía ser normal y ya mi contestación no fue tan amistosa. Le dije que yo no colaboraba con alguien que plagiaba un artículo de ese modo y que debía citar la fuente correcta Chema Arguedas, artículo Ciclismo a fondo. De no ser así, pasaría a tomar otras acciones. Bueno, os dejo que voy a ver si hago una hora de Spinning que a las dos de la tarde engancho.

 

Be Sociable, Share!

Comentarios

Comentarios