Ladrillo sobre mi entrenamiento

Esta semana comenzaré haciendo referencia a mi blog anterior. El que haya tenido una mala experiencia personal en determinadas vicisitudes durante el fin de semana pasado, no quiere decir ni tiene nada que ver con el lugar donde se hayan producido. Más que nada porque se me podían haber dado en muchos otros sitios. Con esto quiero decir, que Sevilla es una de las ciudades más bonitas y acogedoras donde he estado, y con un encanto especial. Qué voy a decir si viví durante seis meses y me trataron de lujo. Más que nada, para que nadie se sienta ofendido y que nada tiene que ver la ciudad con circunstancias personales; y parece mentira que no me vayáis pillando después de tanto tiempo que en el blog tengo costumbre de darle un tono de humor.

Respecto a mi vida deportiva, parece que he retomado la senda del buen camino y que estoy volviendo a recuperar sensaciones. Y es que no hay nada como el salir. Desde mi anterior entrada he salido todos los días de la semana pasada menos uno.

Martes

En total 3h 11  de entrenamiento. De los cuáles hice 50 km en zona 2 con 206 vatios de media y 147 pulsaciones medias. El resto en Z1. Se puede comprobar como en la gráfica, las pulsaciones que son la línea roja, van subiendo progresivamente y uniformemente (acumulando cansancio), mientras la potencia (línea azul) se mantiene en los valores de su zona y la cadencia (línea verde), a pesar de sacar una media elevada de 95 pedaladas, al final del ejercicio va en descenso (también debido al cansancio). Por lo tanto, potencia en su zona, cadencia en descenso y pulso en ascenso. De haberme regido por el pulso,  la potencia es la que hubiese descendido y la cadencia también. Esto sólo se puede comprobar con un potenciómetro, evidentemente.

 

 

 

 

 

Miércoles

En total 2h 15’. El día mas corto de todos pero el más intenso. El primer intervalo después del calentamiento a 211 vatios de media con 144 pulsaciones de media. El segundo intervalo, una Z3 de 15 minutos con 264 vatios de media y 160 pulsaciones de media (8 menos que mi umbral anaeróbico en pulso). Resto otra zona 2 con 205 vatios de media y 150 pulsaciones medias (se nota que la sesión iba haciendo mella en las piernas).

Jueves descanso

Viernes

Día para tomar el sol. Salí con un amigo a rodar suave antes del fin de semana y en total fueron 3h a una media de 131 vatios, claramente en Z1 y unas pulsaciones de 120, claramente en regenerativo. Pero lo más curioso del caso es cómo se ve en la gráfica, el rato que fuimos solos, con una potencia, pulsaciones y cadencia mucho más alta que desde el momento en que nos juntamos con otros colegas y volvimos a rueda.

 

 

 

Sábado

Este día quedé con Juan José que había venido de Madrid. Quedamos antes para ir por delante de la grupeta que suele hacer la vuelta a Tardienta, a fin de poder subir toda la zona de repechos y el puerto de Alcubierre a un ritmo tranquilo. Luego dependiendo de cómo se comportase el viento y el ritmo, vería lo que habría que hacer. Nos retrasamos un poco en salir y nos alcanzaron nada más bajar el puerto. El día invitaba a rodar y como no me castigaría bastante al no hacer excesivo viento o apenas viento, estuve pasando a los relevos la gran parte de la mañana. Al final fui a cola de pelotón a ver si no había perdido al colega y a soltar un poco. A pesar de nos ser un ritmo excesivamente alto en comparación a otras veces, las piernas ya acumulaban cansancio. En total 4h a 177 vatios de media (202 de normalizada)

 

 

 

 

 

 

El domingo

Sonó el despertador a las ocho de la mañana, lo apagué y me di media vuelta. Desde la cama oía el vendaval que había vuelto a nuestros lares y estaba cansado. Cuando digo que hay que escuchar al cuerpo…y al viento. Me levanté a las nueve y media y salí a rodar dos horas en Z1 y Z2.

El lunes

Me dolían los cuadriceps, síntoma que todavía no había recuperado. A pesar de hacer un buen día que apetecía salir a rodar, me he quedado en casa a descansar. He aprovechado para ir a Podoactiva en Huesca ya que tenía que recoger las plantillas para las zapatillas. El sábado me acordé de ellas porque al quitarme las zapatillas al llegar a casa, el dolor en la planta del pie, hasta que fue volviendo a su ser, fue espectacular. Con esto ya está solucionado. Mañana para estrenarlas me haré un fondo de 4horas en Z2.

Y el resto de la semana, salvo el jueves, podré salir todos. El fin de semana iba a subir a Jaca ya que el 5 de marzo es fiesta, pero un compromiso familiar el domingo, hace que me tenga que quedar en Zaragoza. Es la carrera master de Oscar Llanos, pero no tengo muchas ganas de que me saquen los ojos.

Be Sociable, Share!

Comentarios

Comentarios